Peaceful workflows.

Joyful teams.

 

 

 

 

 

BLOG

Control horario: ¿Cómo el fichaje afecta a nuestros empleados?

Los trabajadores son y serán siempre el principal activo de toda empresa. Su satisfacción e incremento de productividad durante las horas laborales son preocupaciones que toda entidad comercial debería tener si se quiere mantener dentro del negocio. El día 12 de mayo entró en vigor el control horario, la normativa que obliga a las empresas españolas a registrar las horas que sus empleados dedican cada día a su trabajo. El conocido fichaje.

Esta normativa, aprobada por el gobierno de Pedro Sánchez, busca eliminar las horas extras no facturadas y que cada empleado pueda manejar un registro de sus horas laboradas para realizar algún reclamo, en caso lo crea conveniente. Esta medida de fichaje obligatorio en las empresas ya venía siendo informada, desde el año pasado, por parte del Ministerio de trabajo a Gremios de trabajadores y empresas donde se les presento los alcances de esta normativa.

Decreto de Ley de Protección social

El llamado Decreto de Ley de Protección social fue aprobado en marzo de este año y daba dos meses de aviso a las empresas para adaptarse a su cumplimento. Esta ley se muestra como una solución eficaz para evitar las horas extras impagas de trabajadores que, en algunos lugares, como La Comunidad de Madrid, llegan al 56% según el informe de la CCOO, y cuyo monto serviría para generar más de 3500 nuevos empleos.

Otra de las ventajas de esta normativa es un mejor control con respecto a las horas de trabajo eficaz de los empleados. Con esta se podrían efectuar mejores indicadores de productividad y destacar a los empleados con mejores rendimientos en las distintas áreas. Finalmente podemos destacar que este decreto permitirá un mejor manejo de la información ya que las empresas están obligadas a guardar 4 años los registros de trabajo los cuales podrán ser consultados por trabajadores, sindicatos y organismos de control laboral.

El fichaje para mejorar las condiciones

Si bien es una medida que se presenta con mucho potencial para mejorar las condiciones de los trabajadores, existen todavía vacíos en ella porque omite distintos escenarios existentes en lo que a las jornadas laborales se refiere. Un primer caso, es el control de los puestos de trabajo que realizan la mayoría de sus labores fuera de la oficina como son: agentes comerciales, periodistas, compradores, etc.

No existe una normativa clara que estipule la manera en que se deba registrar las horas activas de este tipo de perfiles. Esta norma tampoco define, de manera clara, como es que se deba realizar el registro por parte de las empresas. Le deja libertad total a cada una de ellas para generar su propio sistema de control. Esto aumenta el riesgo de una manipulación de los datos. Cada empresa puede implementar la manera para generar su propio registro. Desde terminales virtuales accesibles desde el móvil y que te proporcionan hora y geolocalización. Hasta un archivo Excel llenado por los mismos empleados en el lugar de trabajo; Es realmente difícil poder realizar auditorías eficientes.

Por último, el poco impacto de las multas que se impondrán a las empresas que no acaten esta norma, que oscilan entre los 625 y 6250 euros. Estas sanciones son tan poco significativas que muchas empresas preferirán pagarlas ya que son más económicas que reconocer las horas extras.

Más APPs de control horario

La implementación de este decreto ha generado un boom comercial de las empresas dedicadas a ofrecer sistemas de gestión de presencia de los trabajadores. En los últimos meses, más de 2000 empresas han implementado este tipo de tecnología en sus operaciones. Es equivalente a un crecimiento de más de 150%, pero todavía faltan muchas más por adaptarse. Desde software de registro, pasando por tornos y paneles de tarjetas electrónicas, hasta dispositivos de control ocular; las empresas han reaccionado de manera masiva para poder cumplir con esta disposición por parte del gobierno.

Pero este impulso de cumplir únicamente con la norma ha hecho que muchas adquieren sistemas que no se adaptan del todo a sus operaciones, trayéndoles inconvenientes o simplemente sobredimensionando la solución de sus necesidades y limitándolas para obtener el máximo provecho de la herramienta. Es importante que toda empresa establezca sus necesidades de acuerdo a una correcta evaluación de sus procesos. Y es importante que toda empresa pueda implementar un sistema que dé solución a estas; ya que, de no hacerlo, en el mediano plazo, podría repetir la inversión.
El control horario de las horas laborales de todo trabajador ya es una obligación para todas las empresas españolas, pero va a depender de cada una de ellas convertir esta medida en una oportunidad de crecimiento o en un problema que las acercara a su desaparición del mercado. Solo queda esperar y ver que nuevos cambios traerá esta medida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.